El Presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (CAPEIPI), Gustavo Ruiz, analizó temas coyunturales, como el de la Reforma Laboral.

“La industria y el comercio no emplea a más gente porque le tienen terror al Código del Trabajo”, aseveró el titular de la Cámara, durante una entrevista con el periodista Jorge Ñacato, en Conecta TV Radio, el 22 de junio de 2019.

En ese sentido, explicó que es necesario flexibilizar porque existen actualmente, 5 millones de personas que no tiene empleo, y hay que considerar la realidad de las industrias. “En el ámbito comercial se trabaja los fines de semana, una industria debería trabajar las 24 horas, 7 días a la semana; pero no se lo está haciendo porque no es incentivo a la productividad, el recargo del 25% en salarios; no estamos creciendo”, añadió.

Sobre las propuestas para fomentar la productividad presentadas al Gobierno, el Presidente de la CAPEIPI criticó que recogieron aquellos planteamientos que no tienen costo político, “deben tomar decisiones valientes, los incentivos reales sí tienen costo político”.

La crítica también surgió hacia el lado empresarial, “hay propuestas como el contrato a prueba que dura 3 años, eso no es coherencia con el empleado, es un absurdo; con 6 meses de prueba ya tenemos más que suficiente para conocer a la persona contratada”. Reiteró que la actual normativa laboral no responde a la dinámica productiva: “tenemos miedo a esas liquidaciones por despido, la separación de un empleado de un empresa tiene que ver, por un lado, con su rendimiento y calidad en el trabajo; pero también, hay puestos que ya no son necesarios por la misma estructura de la industria”.

Gustavo Ruiz, fue posesionado como nuevo Presidente de la Cámara de Pequeñas y Medianas Empresas de Pichincha, el 10 de mayo de 2019; bajo su óptica, el empresario tiene que cumplir con la ley, por ejemplo, estar al día en la afiliación de los trabajadores al Seguro Social. Así como, está de acuerdo, en que es necesaria una mejor distribución horaria en el ámbito laboral, como la propuesta de las 40 horas semanales, de acuerdo a la actividad industrial que se desarrolla.

También se refirió a las reformas tributarias. Manifestó que la retención del 1% no debería ser: “financiamos el 12% del IVA y nos retienen el 1%; la realidad, es que es muy difícil cobrar una factura, cerramos el año y apenas el 60% o 70% fue cobrado”.

“El país tiene menos empleo, más violencia, más pobreza, más limpiadores de vidrios en las calles, más comercio ambulante, el 95% del tejido empresarial ecuatoriano corresponde a la pequeña y mediana empresa, es necesario reencauzar la política y legislación económica, productiva, laboral”, concluyó.

ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ