La innovadora propuesta de la CAPEIPI, Sosgia y Plastikgas denominada “Por un Ecuador libre de contaminación por plástico”, generó interés en varios sectores de la población y medios de comunicación. En el Ecuador se implementará la primera planta que transformará plásticos de desecho en combustible, y también será la primera de Sudamérica. De esta forma, el gremio de pequeños y medianos industriales contribuye con soluciones amigables con el ambiente, a su vez, busca el sostenimiento de la industria que produce plástico y las fuentes de empleo.  Dar una solución final al plástico de desecho, el considerarlo como un recurso que puede ser transformado, en el marco de los principios de la economía circular, es más eficiente y eficaz, que prohibir su uso.